La Cantina De Ruzafa, el resurgir del Antiguo Patio de Ruzafa

Siguiendo vuestras recomendaciones hemos descubierto esta joya oculta en Ruzafa y solo os podemos dar las gracias.

Por si alguno de vosotrxs anda despistadx, os recordamos que nos hemos propuesto mantener una dieta 100% vegetariana durante todo el mes de Mayo. Para complementar esta propuesta os pedimos que nos recomendarais vuestros sitios con cocina vegetariana/vegana para probarlos y descubrir nuevos horizontes.

Una de las recomendaciones más votada fue La Cantina de Ruzafa. Hace unos días nos pasamos a probarla y os tenemos que dar las gracias por recomendarnos este local – ha sido un gran descubrimiento!

Tenemos que reconocer que la entrada al local no es de las mejores que hemos visto, pero al entrar a La Cantina propiamente dicha nos encontramos con un local amplio, sin muchas complicaciones, un bar de toda la vida, de los que se nota que tiene muchas historias que contar y eso le da un encanto especial.

Nada más entrar nos atendió Jaume, uno de los gerentes de La Cantina de Ruzafa. Al empezar a hablar con él pronto descubrimos porque este local tiene ese encanto. Aquí se ubicaba el mítico Patí de Ruzafa y anteriormente el local fue una fábrica de guitarras. La verdad es que a este local no le falta historia.

Al sentarnos en la mesa descubrimos una carta con una variedad muy amplia, tanto para vegetarianos, veganos y omnívoros. De hecho nos quedamos con ganas de probar alguno de sus platos, sobre todo una paella! Vimos un par en las mesas vecinas y tenían una pinta de escándalo loco!

Además de la carta, cuentan con un menú del día tanto a mediodía como por la noche, que siempre incluye opciones vegetarianas. Punto a favor de ese detalle!

Por nuestra parte, estos son los platos que probamos:

  • Bravas de tubérculos, con boniato, yuca y plátano macho. No os lo podéis perder, es diferente, muy original y está buenísimo.
  • Patés vegetales con pan de germen de trigo, una combinación de patés interesante que no habíamos probado nunca y el detalle del pan de elaboración propia es un plus.
  • Burger vegana, 100% home made y se nota nada más verla, además el pan también lo elaboran ellos. A nosotros nos tocó un pan de mora.
  • Postre casero, nos lo comimos tan rápido que ni le hicimos foto, no tenemos nada más que añadir.

En cuanto a la comida os podemos asegurar que está muy bueno todo. Se nota que apuestan por el concepto de slow food, con género de temporada y cuando se puede incluso producto de cosecha propia super fresco.

Muestra de ello es la exposición de frutas y verduras que tienen al final de la barra. Siempre se agradece encontrar sitios con una comida tan casera, a nosotros nos han conquistado.

Por cierto, el que avisa no es traidor, el local estaba lleno desde que llegamos hasta que nos fuimos, por lo que os recomendamos que reservéis antes de ir. Avisadxs estáis.

Al final de la cena nos quedamos charlando con Jaume y Eva, entre otras cosas nos contaron sobre su proyecto en La Cantina de Ruzafa. Su intención es ofrecer una carta muy variada, sin olvidar las recetas tradicionales de la terreta. De hecho ahora están promoviendo su esmorzaret, que seguro vendremos a probar.

Además nos contaron que las paredes de La Cantina están disponibles para realizar exposiciones. Ahora mismo tienen expuestos unos cuantos cuadros que ellos mismos han pintado, son artistas multidisciplinares!

Por nuestra parte estamos muy contentos de haber descubierto esta joya oculta en el barrio de Ruzafa, os recomendamos que os paséis a conocerla y esperamos que os guste tanto como a nosotros.

¿Dónde, cuánto y cómo?

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.