El Jardín de las Hespérides, mitología griega hecha jardín

Inspirado en una de las historias de la mitología Griega más popular, el Jardín de las Hespérides une magia y buen saber paisajista en el centro de Valencia.

[Nos hace mucha ilusión presentaros a nuestra nueva colaboradora. Ella es Belén Sánchez Morillas, Ingeniera Técnico Agrícola de profesión y artista de vocación. Belén es la creadora de Succulenta, un proyecto maravilloso Made in Valencia. 

Tenemos la grandísima suerte de contar con Succulenta como colabora especialista en espacios verdes, a partir de ahora se encargará de presentarnos y explicarnos los maravillosos espacios verdes de nuestra ciudad. Además Succulenta tiene su propio blog, en el que escribe sobre temas relacionados con paisajismo y plantas, os animamos a echarle un ojo.]

Cuenta la leyenda que Hera, poseía un maravilloso jardín en un lejano rincón del occidente, en este jardín un árbol regalado por Gea a Hera con motivo de su boda con Zeus era el centro de todas las miradas. Éste árbol tenía la característica de producir manzanas de oro. 

Así empieza la historia de las Hespérides, las ninfas encargadas de la custodia del maravilloso jardín de Hera, y en esta historia, se inspiraron y les sirvió como hilo argumental del jardín a los diseñadores María Teresa Santamaría, Antonio Gallud, Miguel del Rey y Carlos Campos para realizar el diseño del Jardín de las Hespérides, que nos transporta a la mitología Griega nada más entrar en él. 

Las dos majestuosas puertas de acero corten, una enfrente de la otra, ya empiezan a contarte la historia de este Jardín. 

Los materiales usados en el jardín armonizan en textura y color con los elementos vegetales, lavandas, santolinas y romeros como aromáticas, el cerramiento del jardín, formado por cipreses y por supuesto el álamo, sauce y olmo, que representan a las tres Hespérides. 

El agua es otro elemento fundamental en este jardín, y se representa en niveles: una fuente que surge del punto más alto del jardín, escondida entre los cítricos. El agua se desliza por canalillos que recorren las terrazas de agrios, sumergiéndose en su tramo final y discurriendo enterrada bajo la explanada, vuelve a emerger en uno de los estanque, justo al lado del sauce. 

El otro estanque, más escondido, mantiene el agua en calma, y la Diosa Venus, protectora de los parques y jardines se ve reflejada en él. 

Mientras recorremos el jardín podremos observar las diferentes esculturas del artista Miklos Pàlfy que representan a nuestros protagonistas en la historia. 

Característica importante de este jardín es la magnífica colección de cítricos que posee, cultivados en forma de árbol, en maceta o en espaldera, técnicas diferentes que los lligadors d’horts o jardineros valencianos, tan apreciados en tiempos de Alfons el Magnànim, manejaban con verdadera destreza y que hoy son prácticamente desconocidas.

La zona más misteriosa del jardín se encuentra en la pérgola cubierta de bouganvilla y desde donde se puede ver, a modo de balcón todo el jardín. 

Si queréis ver un jardín especial, que os transporte a la antigua Grecia, éste es perfecto. 

Muchas gracias, Belén! Os recordamos que podéis visitar el blog de Succulenta, en el que podéis encontrar mucha más información sobre paisajismo y plantas.

¿Dónde, Cuánto y Cómo? 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.